Calderas Bajo NOx - Qué son y sus ventajas

Calderas Bajo NOx - Qué son y sus ventajas

Publicado : 07/02/2020 - Categorías : General

Definimos las calderas de bajo NOx, su evolución a lo largo del tiempo y sus principales ventajas para los consumidores. Si estás pensando en cambiar una caldera antigua o te encuentras en plena fase de reformas, debes conocer las ventajas de este tipo de caldera.

Las calderas de bajo NOx, según las normativas vigentes de la Unión Europea, pueden aún instalarse sin problemas. Su fabricación queda limitada, pero el alto coste de las calderas de condensación las convierte en una alternativa a tener en cuenta.

 

¿Qué es una caldera de bajo NOx?

Definición

Las calderas de bajo NOx reciben su nombre del óxido nítrico, llamado NO, y el dióxido de nitrógeno, conocido como NO2. Esta denominación, de bajo NOx, viene dada por la capacidad de la caldera para reducir la emisión de estos dos gases, altamente contaminantes. Su impacto en el medio está censurado, ya que produce gases con efecto invernadero y afecta a la capa de ozono.

Así pues, las calderas bajo NOx reducen mucho la emisión de estos gases reactivos, que son incoloros y también inodoros. Son calderas estancas, ya que la combustión se produce en un interior sellado. También una evolución natural de las calderas estancas convencionales, ya que reducen mucho el impacto medioambiental.

También es una caldera de gas incluida en la clasificación de Class 5; es un producto construido para evitar la emisión de gases con efecto invernadero, más eficiente que sus predecesores y que se engloba en un cúmulo de estrategias de innovación para mejorar la experiencia entre fabricantes, medioambiente y usuarios.

¿Cuándo aparece la caldera de bajo NOx?

Historia

Las calderas de bajo NOx, históricamente, se sitúan tras las atmosféricas y también las estancas más tradicionales. Es, en esencia, una solución para los problemas de las calderas estancas, extendidas por sus grandes resultados pero aún perjudicial para el medioambiente.

En todo caso, las calderas bajo NOx son muy similares a las calderas estancas, aunque tienen la capacidad de contaminar menos y aumentar la eficiencia. La llegada de las calderas de condensación también supuso una revolución, atesorando eficiencia y menor impacto ambiental. Su coste, la mayor dificultad para la implementación.

Mientras que las calderas de condensación aumentan el coste en adquisición e instalación, las calderas de bajo NOx siguen siendo una alternativa razonable. Es posible encontrarlas en almacén y stock, ya que la UE sólo regula la fabricación de aparatos, al centrarse en las de condensación como gran apuesta para el futuro.

¿Cómo funciona una caldera de bajo NOx?

Funcionamiento

Las calderas de bajo NOx tienen un funcionamiento muy similar al de las calderas estancas tradicionales. La combustión existe dentro de la llamada cámara estanca, totalmente sellada del exterior. De este modo se logra que el viento o la lluvia no repercuta negativamente en su funcionamiento; algo habitual en las calderas atmosféricas.

Condiciones meteorológicas no repercuten

Por otro lado, se utiliza el aire del exterior de la estancia o vivienda. Esto se hace gracias a un tubo, que succiona y expulsa el aire que considera conveniente. En el caso de las calderas de bajo NOx, la principal diferencia respecto a una caldera estanca convencional es su capacidad para reducir la emisión de gases.

Calderas bajo nox se reduce la temperatura interna

Esta reducción se explica con uno de los procesos, y es que las calderas bajo NOx cuentan con un quemador azul, refrigerado por los propios circuitos de agua. Al reducirse las temperaturas, también se consigue que los gases expulsados contengan una cantidad muy inferior de sustancias contaminantes.

Caldera Bajo Nox - El gas expulsado es menos contaminante

¿Qué normativa afecta a la caldera de bajo NOx?

Normativas

Las calderas de bajo NOx se ven afectadas por las normativas europeas. Estas entraron en vigor en el año 2015 y tienen el objetivo de llegar a ciertos objetivos en 2020, en lo que se conoce como Plan 20/20/20. Este consiste en la reducción de emisiones de gases contaminantes, mayor eficiencia en productos y aumentar la información de cara al consumidor.

Las calderas bajo NOx quedan reguladas y, aunque reducen mucho la contaminación, no logran las cuotas de las de condensación. Tampoco logran su eficiencia. Por estos motivos dejaron de poderse fabricar, con una apuesta clara de la UE por la condensación.

De todos modos, las calderas bajo NOx pueden aún instalarse sin problemas. Mejoran las prestaciones de las calderas tradicionales, atmosféricas o estancas, y reducen las emisiones de gases. A su vez, no necesitan una instalación muy costosa en comparación con las de condensación.

¿Porqué elegir una caldera de bajo NOx?

Ventajas y conclusiones

Las calderas de bajo NOx son calderas estancas a gas que cuentan, aún hoy en día, con grandes ventajas. Su precio e instalación son más económicos que los de las calderas de condensación. A su vez, la comparativa con calderas tradicionales es positiva; el consumo de energía es mucho menor y también la emisión de gases.

Ventajas Calderas Bajo Nox

Este tipo de caldera de gas puede ser una gran apuesta si se realiza un cambio de una caldera atmosférica o una estanca antigua. Los beneficios son varios, ya que el consumo en gas disminuye y el impacto medioambiental, también. Con el cambio existe una mejora de la eficiencia y un buen rendimiento asegurado.

La comparación con las calderas de condensación es algo injusta, ya que estas últimas marcan una tendencia de futuro con una tecnología puntera. Uno de los impedimentos para su instalación puede encontrarse en el coste, mucho más elevado que el de las calderas de bajo NOx.

Seguro conoces a alguien que lo pueda disfrutar. Compartiéndolo nos ayudas a generar más como esto :)