Las calderas de vapor en el cine: Nueva York

Las calderas de vapor en el cine: Nueva York

Publicado : 03/01/2020 - Categorías : General

Viajamos a New York, EEUU, para analizar el impacto de su sistema de vapor, instalado en las cloacas de la ciudad. El uso prolongado de este sistema, el más grande del mundo, también ha dejado la imprenta en el cine; recordarás el vapor en muchas de tus películas favoritas, especialmente de los 80. 

No es habitual fijarse en ello, pero para los que trabajamos con instalaciones estos detalles son fundamentales. Las imágenes de New York son reveladoras, como también las escenas de culto en las que el vapor generado toma protagonismo. ¿Recuerdas a Robocop? ¿A Los cazafantasmas? Imposible sin el vapor que aparecía a ras de suelo, aumentando la figura de los personajes. El vapor místico de Nueva York y su impacto en el cine.

 

La llegada del vapor

¿Cuándo llega el vapor?

En la Revolución Industrial y de la mano de James Watt, llegó la primera máquina de vapor. El momento era el ideal, con un auge imparable de la industrialización y la necesidad latente de satisfacer la demanda de energía. Esto se lograría con las máquinas de vapor, capaces de dotar a los barcos, que a su vez permitieron el transporte de mercancías de todo tipo. Pero si algo nos viene a la mente cuando pensamos en máquina de vapor es, sin duda, la locomotora de vapor de inicios de 1800:

Locomotora Vapor

Tras la utilización del vapor para lo esencial, llegó el turno de aplicar el descubrimiento a la vida cotidiana. En un principio el coste era muy elevado y solo los más ricos pudieron aprovecharse de ello, pero con el paso del tiempo se comprendió que el vapor era una posibilidad real de dar calefacción y agua caliente a todos los hogares. 

Para solucionar este problema, llegaron las calderas a vapor. Más adelante llegarán las de carbón, también las de gas, aunque las calderas de vapor siguen siendo, hoy en día, de vital importancia en NY. ¿Porqué es así? Fácil, porque New York tiene el sistema subterráneo de vapor más grande del mundo. 

Sistema de vapor de NY

¿Por qué hay tanto vapor en NY?

New York está lleno de vapor. Lo has visto en las películas, en videoclips y también si la has visitado. Aún hoy en día, este es un hecho muy usual y típico de la ciudad. Lo es porque debajo de la ciudad hay una estructura de más de 170 kilómetros; se dice pronto. Y esa estructura es, además, de 1882.

Es el sistema comercial de vapor más grande del planeta, y su finalidad no es otra que la de satisfacer las necesidades de calefacción y refrigeración. Pero también hay otras finalidades, más allá del calor y ACS, ya que el vapor se utiliza para desinfectar e incluso para dar energía a varios aparatos. Entre ellos, todo tipo de maquinaria y también aire acondicionado. 

En la actualidad no es tan habitual como lo fue en el pasado, especialmente en los 80, ya que muchos edificios han apostado por otras instalaciones de gas o electricidad. De todos modos, los más antiguos aún funcionan gracias a esta enorme red de vapor y se satisfacen con la caldera de vapor y los inventos del siglo pasado. 

El cambio de temperatura entre el exterior y el propio vapor, muy caliente, es el causante de la típica foto de NY; alcantarillas y conductos humeantes que decoran la ciudad y acompañan a los transeúntes en sus desplazamientos. Las molestias del vapor para las personas son evidentes, por lo que en la ciudad se instalaron tubos señalizados que expulsan el vapor. 

Esto, por otro lado, ha dado pie, en algunos casos, a la creación de auténticas obras de arte. Estas acompañan el misticismo de la ciudad y su vapor y remarcan la importancia del mismo para la vida de las personas de la ciudad. New York es, con total seguridad, la ciudad del vapor.  

Efectos medioambientales

¿Afecta el vapor al aire de NY?

Los efectos en el aire de la ciudad siempre han sido un motivo de debate y críticas. A veces por el interés en otras tecnologías más innovadoras y, a menudo, por rencillas políticas e intereses varios. Lo cierto es que el vapor expulsado reduce la emisión de ciertos contaminantes, como los dióxidos o el NOx.

A su vez, la instalación ya está realizada y se reduce la carga de energía eléctrica, generada con energía nuclear. Por otro lado, el vapor permite también gozar de climatización en verano; gracias a enfriadores de absorción. 

La nota negativa de la instalación la encontramos en los accidentes, y es que New York ha sufrido un total de 12 incidentes graves en los últimos 30 años. El más grave fue en 2007, con una gran explosión de vapor que movilizó a la ciudad y la inundó en una gran nube. Las sustancias utilizadas en el pasado para envolver las tuberías, como el amianto, son también perjudiciales para la salud. 

Vapor en el cine

¿Y el vapor de Nueva York en las películas?

Calderas Vapor Cine Gremnlins

Es habitual que recordemos la famosa imagen de Nueva York, con el humo que aparece a ras de suelo proveniente de las alcantarillas. Un toque místico muy empleado en el cine que tiene una explicación lógica; el uso del vapor para la calefacción. Gremlins (1984) es un bonito ejemplo de ello.

Podríamos decir que el vapor ha desempeñado un papel secundario en muchas películas a lo largo del cine del siglo pasado, aunque también aparece en el cine más actual. El motivo es su capacidad para situar las historias en el contexto de New York, posiblemente la ciudad más cinematográfica del mundo. 

Calderas Vapor Cine BladeSi hacemos un repaso del cine que marcó los 80, recordaremos con facilidad Blade Runner (1982). Esta película se aproxima a un futuro distópico. Pero, sorprendentemente, lo hace de la mano del vapor. Este representa a la gran ciudad, el lugar en el que se concentra la población, y toma como referencia a NY.

Calderas Vapor Cine Cazafantasmas

También lo hacen Los cazafantasmas (1984) o Robocop (1987), que aumentan el impacto visual de sus personajes gracias al vapor que cubre sus pies. Ambientadas en la ciudad de NY, deben también utilizarlo para ambientar con éxito; algo que nos queda a todos en la retina.

Otros casos destacados, dentro de los miles que llegan a existir, son los que se relacionan más con Blade Runner. Son todos aquellos en los que el rodaje se sitúa en un futuro en el que, curiosamente, el vapor tiene un papel también fundamental. Como gran ejemplo encontramos a Star Wars V: El Imperio Contraataca (1980). ¿Alguien se imagina que en las naves espaciales se utilizaran máquinas de vapor? Irvin Kershner lo tuvo claro.

También encontramos otro ejemplo sorprendente, el de Aliens (1979). Sorprende que en una nave espacial del futuro aparezcan ese tipo de seres vivos, pero más aún que lo puedan hacer envueltos de vapor.

¿Tienes más ejemplos? Déjalos en los comentarios y debatimos sobre ello. 

Seguro conoces a alguien que lo pueda disfrutar. Compartiéndolo nos ayudas a generar más como esto :)